viernes, 23 de julio de 2010

El futuro de la ciudades

Muchas voces están saliendo a manifestar que los Estados y Países están decayendo en favor de un futuro que se centra en las ciudades.

Debe ser un efecto de la globalización económica, un reflejo inverso de los estados económicos que afectan, a pequeña escala,a grupos de población unidos por la identidad local.

Personalmente me preocupa que las ciudades sean las que alberguen el futuro porque hacen descansar su éxito, historicamente, sobre las espaldas de medio rural. Por ello valga la siguiente reflexión para pedir a los mandatarios locales que espabilen de una vez y que destinen gran parte de su esfuerzo en convertir los pueblos en focos de atracción medida de economías nuevas y vivaces, alejadas de los vaivenes que están haciendo temblar el sistema que nos ha sustentado, sin éxito, en este mundo desarrollado hasta la fecha.

A lo largo de estos años he tenido la oportunidad de pasear por varias emblemáticas ciudades europeas: Londres, Berlin, Amsterdam, Barcelona y Madrid.

Todas ellas compiten en esencia por atraer la excelencia; por albergar en su fuero interno los mejores talentos, las infraestructuras más eficientes para su desarrollo, la actividad cultural más puntera y novedosa y la generación de economías basadas en la innovación, las Tecnologias de la Información y todo lo relacionado con los focos mediáticos de la grandes firmas financieras. Todas ellas han sabido crear una identidad propia, basada en lo que son y lo que ofrecen. Es la sociedad del Slogan.

Son esfuerzos, no obstante, por atraer nodos de actividad financiera, no nos equivoquemos. La lucha de esta ciudades me recuerda a la organziación politica medieval, e incluso la de la antigua Grecia clásica, donde el poder terreno se centraba en las llamadas ciudades estado, soberanas, autónomas, libres y a la vez esclavas de su propia ambición.

El esfuerzo del medio rural debe centrarse en reinventarse, en aprovechar la oportuidad que ofrece una situación de crisis para atraer valores en el campo social y económico que, sin intención de competir con los focos financieros de las ciudades, puedan generar economías con vocación de perdurabilidad y sosiego financiero.

Cecer, desarrollarse, sostener, son ya sinónimos peyorativos de lo que la sociedad de consumo ha conseguido destruir. Además ¿ porqué hay que desarrollarse? ¿A caso no es suficiente con discurrir( en el sentido acuñado por Heráclito) y mejorar nuestra calidad de vida?

Ahora más que nunca debemos propugnar el término vivacidad en los pueblos, en las comunidades rurales dónde los costos de implantación de sistemas para generar nuevas economías es menor y más ajustado al perfil poblacional al que debe ser dirigido.

La forma de reinventarse, es promover una visión identitaria : ¿Quiénes somos? ¿ Qué somos? en lugar de promover de forma cansina y estéril lo que nos ha dado la tradición para no poder hacer nada vivaz con ello.

No pretendo atacar la tradición. La esperanza del futuro siempre viene dada por lo que el pasado ha sido capaz de fijar por su reiteración. Pero ello nunca ha de significar que el futuro está en la tradición; ni que ésta deba impermeabilizar el discurrir. Fijar con exceso la costumbre, anula la identidad de las nuevas generaciones, deriva el ánimo de la población hacia la búsqueda de entronos sociales más permisivos y fomenta el sectarismo, provocando la huída social y económica.

Hay que afinar la mente para encontrar los elementos definidores del espacio rural, para que perdure como espacio de vida en un medio económico sin distancias y con un condicionante tecnológico brutal.

El análisis de todo lo que geografica, social y económicamente puede aportar un pueblo debe culminar con una identidad nueva que la haga vivaz y dinámica en lo social y en lo económico.

Tras la vision y la geografia viene la infraestructura, y con ella el discurrir y la mejora.
Luchar contra la despoblación, el estancamiento social o la económia dependiente de otras poblaciones requiere un esfuerzo identitario, que en la gran mayoria de los casos no tiene el anclaje que los tradicionalistas creen que hay. Sin denostar los sectores o clusters económicos que se pueden crear alrededor de lo que siempre ha existido en los pueblos, como signo de distinción de su economía.

Finalmente todo ello hay que conectarlo. Hay que integrar la acción local , el esfuerzo identitario al resto del mundo, del que dependemos para infundir la vivacidad como motor de este discurrir y para promover el sosiego economico y social y para romper la verticalización que impera en los pueblos anclados a su tradición.

lunes, 19 de julio de 2010

¡ A por Irlanda !


Empieza otra operación de especualción de deuda. Contra todo pronóstico, o no, (ya lo analizaremos), le ha tocado el Turno a Irlanda, después de que Portugal también haya sido rebajada.
El Tigre Celta está entre las fauces de los especuladores financieros. Ya le iba tocando turno, aunque personalmente esperaba que fuese Italia la nueva victima; pero como el Sr. Berlusconi es el Comandante de Puesto, de turno, al mando del neoliberalismo mundial, al parecer están respetando por cortesia de "familias" su posición. Pero , vaya, espero que algo le salpique.

Moodys, esa agencia de calificación, que se ha convertido en la Pitonisa de los mercados, ha dicho que hay que bajar la calificación de la deuda del Pais Irlandés.

La verdad, es que no entiendo porque este tipo de entidades llevan la voz cantante de le economía mundial, el Oligopolio de calificación , como dice Trichet en contra de estas entidades que le molestan tanto.

Igual que a Trichet , (al BCE), que no le gustan demasiado estas agencias de calificación,pero a diferencia de sus razones,en mi opinión, no se cómo se permite que este tipo de entidades amplifiquen los ecos de una crisis económica para fovercer el incremento de ingresos de una pandilla de especuladores, que estan jugando con la riqueza de todo un País.
No entiendo cómo es posible que los Gobiernos permitan que el bienestar económico, la salud de las finanzas publicas, ( deuda oficial de un Estado) esté en manos de esta gentecilla sin moral, más allá de la inestabilidad financiera que quiere evitar Trichet, que al fin y al cabo es un efecto necesario de su política económica neoliberal. Pues que con su pan se lo coman, pero no con el nuestro, ¡coñe!

Los brokers de la City se estarán desayunando hoy con ofertas en titulos de deuda irlandesa para el resto de la semana que, de irles bien, les darán de comer una buena temporada. ( ¿Hasta que le toque turno a Italia? )

Para el que no entienda( que como yo, somos muchos), los movimientos especulativos consisten en promover la venta de titulos de deuda de un determinado pais infundiendo miedo para que sus portadores las suelten rápido, luego, con una acción de estabilización promueven su compra a mayor precio vendiendolas en el mercado financiero con un pequeño incremento respecto del valro de compra provocado por el miedo.
En muchos casos el incrementeo es de un 0,2, 0,3 o incluso un 0,8%. Si, ya se, es una nimiedad, pero si la cantidad a la que se aplica el diferencial es de 9 cifras... resulta un "pastizal sin talento".
Lo peor de todo es que la defensa del crédito de los bonos de deuda publica recae única y exclusivamente en el sector público, es decir que la solvencia de cada titulo de deuda debe venir integramente avalada por el esfuerzo fiscal de cada país.

Como en todos estos movimientos de riesgo, los mayores afectados son los Bancos que, dada su exposición al mercado de deuda, son los primeros en bajar en cotización por las expectativas de negocio a corto plazo.Pobrecitos, (je). Luego, empiezan los Bancos centrales a sacudirse la deuda como sea, y de la Irlandesa creo que Alemania ( Bundesbank) tiene bastante contratado.

Lo mas interesante e INCOMPRENSIBLE es el elemento fundamental de rebaja de calificación , que según el informe de la propia entidad, se tarta de la "cristalización" de elementos contingentes procedentes del sistema bancario como consecuencia del apoyo público al sector mediante la adquisición de deuda
. ¡Toma Ya!

¿Hasta cuando tanta opacidad?

Datos personales

Mi foto
Abraham Abulafia fue un cabalista español, nacido en Zaragoza (1240-1291) que vivió en Tudela y viajó por Tierra Santa en 1260. Entre otras obras escribió un comentario a la Guía de perplejos de Maimónides.