martes, 26 de diciembre de 2006

EL ALCALDE DE CANDELA ( Italia)




En uno de los últimos encuentros virtuales que he tenido con el foro europeo ( Comité de las Regiones) dónde las entidades politicas inferiores al Estado debaten y formulan nuevos criterios de cohesión social y económica, he encontrado las propuestas de un despierto Alcalde Italiano ( Savino Antonio Santarella) que sostiene en su coherente dictamen en defensa del medio rural, la necesidad de acentuar la importancia del desarrollo rural en inversiones que no deben simplemente asegurar el desarrollo inmediato ( desarrollismo) en términos económicos, sino asegurar un activo público que promueva el patrimonio cultural e histórico, preserve la biodiversidad y proteja el medio ambiente.

Es interesante destacar de su dictamen la fuerza con la que imprime carácter al término modernización y desarrollo urbano en el ámbito rural, proponiendo la inversión publica en areas rurales desprovistas de todo tipo de medios "normales" para un desarrollo adecuado a los tiempos (competitividad mercantilista neoliberal , que diria Yo) y sin embargo con un inconmensurable valor para los poderes urbanitas que pretenden la conservación y el desarrollismo monocultivando el turismo y la "temática" del medio ambiente con la creación de "parques", acompañada de grandes actuaciones urbanizadoras para solaz de los "ricos" homo urbanus, que ven en esto de la biodiversidad, diversos campos de golf, diversas estaciones de esquí, diversos montes llenos de setas, diversos bosques llenos de caza mayor y menor, y diversos paisajes con edificaciones derruidas , vestigios de un pasado peor; todo ello mientras las gentes envejecidas de los pueblos de Europa sobreviven a los "adelantos de la civilización mundial" con la mirada perdida( por cautivación y estupor) en los brillantes vinilos de los automóviles tuneados que recorren los dias no laborables y fiestas de guardar el medio rural europeo.

Esto recuerda a las reservas indias de los USA. Que distante y, sin embargo, que cercana referencia.

La cuestión de Savino , en suma, es que propone a la U.E. que apueste por las inversiones en las áreas rurales para, entre otras cosas, adecuar las gestiones medioambientales a la autosuficiencia energética de estas áreas( que parece haber calculado con cierta precisión en favor de un ahorro energético interesante en términos globales), y lo que más me llama la atención a fomentar y apoyar emprendedores en el ámbito rural para ser competitivos, pero que no suponga la urbanización. ( Me gustaría discutir esto a una escala adecuada...)

Pues nada , que hay que buscar ( y encontrar necesariamente) fórmulas de gestión que permitan el desarrollo rural ( base de la economía europea de esta primera mitad de siglo XXI, según los problemas que acarreará la adhesión de Bulgaria y Rumanía) y por supuesto que estén en sintonía con la protección y fomento de la biodiverisidad.

Anda que no hay trabajo que hacer.

Incluyo un par de imagenes del medio rural que el amigo Savino valora como necesitado de protección. Con esos ejemplos ¿ Quién tiene güebos de urbanizar alrededor?

3 comentarios:

jagarces dijo...

La situación que expones la he visto reflejada más radicalmente en el artículo del Pais de hoy sobre la situación de la ciudadela inca de Machu Picchu, en la polémica que se ha generado la construcción de un puente reclamado por las poblaciones locales y al que se oponen las autoridades culturales para preservar el yacimiento inca pues, de facilitarse el acceso, se le pondría en grave riesgo; mientras tanto la población permanece aislada y sin recursos...¿cómo se compadecen ambos intereses?

AGG dijo...

Pues si. Es una dificil situación. Opino que el valor del progreso ( desarrollo) es un valor negativo mostrado desde el colectivo que lo formula; frente al valor de lo histórico/ consuetudinario que es hoy por hoy el único referente que dota de cierta identidad a cualquier cultura en nuestra actual civilización. Entiendo que la dificultad de compadecer ambas situaciones parte del entendimiento del homo sapiens como especie y no como individuo. De ese modo los derechos individulaes desaparecen en favor del derecho colectivo a disfrutar del bien cultural. En una sociedad como la que nos toca vivir/ sufrir, en la que las limitaciones y anulación de los derechos individulaes parten del poder llamado a protegerlos esta situación es perfectamente comprensible. Lo que no debe impedir pensar, que no es una situación positiva para avanzar en una solución acorde con todos los intereses implicados.
Complicado. Muy complicado.

AGG dijo...

http://www.elpais.com/articulo/ultima/puente/Machu/Picchu/elpepuint/20061228elpepiult_1/Tes
por si alguine quiere ver el enlace de jagarce ahi va

Datos personales

Mi foto
Abraham Abulafia fue un cabalista español, nacido en Zaragoza (1240-1291) que vivió en Tudela y viajó por Tierra Santa en 1260. Entre otras obras escribió un comentario a la Guía de perplejos de Maimónides.